Elegancia. Una palabra que encandila cuando se habla de moda. Y una seña de identidad de muchas mujeres que buscan combinar sus mejores atuendos y lucir un cuerpazo. Las dietas y las horas de gimnasio no habrán sido en vano si se combinan con los outfits adecuados. Como seguro que estás deseando saber qué hacer para ser más elegante, te damos unos consejos para que vayas a la moda y te sientas siempre a gusto con tu cuerpo.

Lo primero que debes hacer para ser una mujer elegante es empezar a cuidar tu cuerpo. Sé consciente de que las dietas milagro no existen, pero sí que puedes cambiar tu alimentación para evitar los excesos de peso y perder esos kilos que te sobran y que hasta ahora no has conseguido quitarte de encima.

¿Sabes cuál es el secreto de modelos y estrellas de cine para mantenerse a raya? La dieta Perricone. Seguramente te suena su nombre, pero no sabes muy bien cómo funciona. Al contrario de lo que hacen otras dietas, ésta no te priva de consumir ciertas comidas al día ni nada por el estilo. Su secreto radica en que se te aconseja consumir una serie de alimentos ricos en vitaminas y proteínas para adelgazar. La dieta Perricone se basa en la regeneración celular del cuerpo y de la piel a través de alimentos que sean antioxidantes, que favorecen que se consiga en unos días un vientre más plano.

Para ello se deben tomar 5 comidas al día que incluyan productos como el salmón, el pavo, las lentejas, las espinacas, el yogurt, el tomate El plan completo se puede consultar en la web dedicada a esta dieta. Te aseguramos que con hambre no te quedarás y conseguirás un cuerpo ideal si combinas las indicaciones que el doctor Perricone, el artífice de este método, ofrece en la web con un poco de ejercicio físico diario.

Una vez has cuidado bien tu aspecto físico, no olvides elegir prendas de vestir que estén en buen estado. Es muy importante que una persona elegante tenga en cuenta el aspecto de lo que se pone. Conseguirás un efecto contrario si siempre vas con la camisa o la falda mal planchada o no tienes cuidado al sentarte y se te arruga.

Muy ligado al cuidado de la ropa se encuentra el hecho de la sencillez. Decía por ahí una canción española Antes muerta que sencilla. Pues no es el caso cuando se habla de elegancia. Por mucho que hayas escuchado que hay que combinar los estampados a cuadros con todo tipo de colores, no le hagas mucho caso, solo lograrás un look recargado y nada elegante. Antes de salir de casa no olvides mirarte en el espejo y recordar que menos siempre es más. Más vale que falte que no que sobre.

Un aspecto esencial para ser elegante es ir de tiendas de vez en cuando. Aunque ahora se lleve mucho lo de comprar la ropa por Internet, la moda también hay que salir a buscarla. Y eso sí, para lucir un tipazo siempre se recomienda buscar prendas de vestir que sean sencillas y no llamen mucho la atención y combinarlas siempre con un buen bolso, unos zapatos llamativos o unas joyas que peguen con el conjunto. Los accesorios son imprescindibles.

Por último, cuando ya has conseguido ese tipazo con la dieta Perricone, has invertido dinero en prendas de vestir sencillas y en unos buenos accesorios, solo te queda lucirlo todo con gracia. Ah, y no olvides los modales, son la base de la elegancia. Un mal tono al hablar con la gente puede echar por tierra tu modelito y todo por lo que has estado trabajando tanto tiempo.